¿Y entonces, donde está el pisto? Cuando lo único que importa, es ejecutar

Por Susana Roca E. – Comunicadora

Los guatemaltecos llevamos semanas pidiéndole al presidente que nos rinda cuentas de los millones que se le trasladaron al ejecutivo para la lucha contra el COVID-19 sin tener respuesta alguna, mucho se dijo que una plataforma, que si una página…pero seguimos preguntándonos, ¿dónde está el pisto?

Buscando respuestas, encontramos una adquisición que nos parece curiosa por varias cosas.  Y es que en Guatecompras el 5 de junio aparece el concurso identificado con el NOG 12670936 publicado por el Fondo de Desarrollo Social, unidad compradora del Ministerio de Desarrollo Social, a quienes por lo visto solo les importa ejecutar presupuesto y lo hacen sin planificación alguna.

El concurso era por excepción, cómo si se tratase de un requerimiento de emergencia, sumamente urgente; se publicó a las 10:17 am con el objeto de adquirir 30,000 unidades de cada uno de los productos siguientes: MEZCLA DE ARROZ Y VEGETALES SABOR CARNE, MEZCLA DE ARROZ Y VEGETALES SABOR POLLO, MEZCLA DE ARROZ Y VEGETALES SABOR A CHORIZO, MEZCLA DE ARROZ CON FRIJOLES NEGROS SABOR A CHORIZO, PARA ANTENDER A PERSONAS O FAMILIAS AFECTAS POR EL VIRUS IDENTIFICADO COMO COVID-19.  Y las ofertas se recibían hasta las 17:00 del mismo día.  Sólo 7 horas tuvieron los oferentes para presentar ofertas cuando regularmente se dan al menos 24 horas.

La adquisición fue adjudicada a la empresa MANNA FOOD ASSURANCE SOCIEDAD ANONIMA, único oferente, propiedad del señor YORAM BRANDEL OVALLE por un monto de Q3,840,000.00.  Ya en abril pasado se había realizado a la misma empresa una compra similar por más de Q700,000.00 quetzales.  Y durante el año 2019, la misma empresa le vendió a esta cartera un poco más de 13 millones de quetzales en productos similares.

Es curioso, además, porque en la cartera de Desarrollo Social no tienen planificada la entrega del producto adquirido ya que seguro ellos deben esperar para ver cuáles son los lugares que no cubrirá el programa de alimentos ejecutado por el Mides y el Ministerio de Agricultura, para los afectados por el COVID-19 para poder enviarles estos productos deshidratados.  Qué previsores, ¿no?

Lo realmente lamentable es que se hagan estas compras un tanto irregulares por los procedimientos utilizados cuando Guatemala cuenta con un sector agrícola muy rico en productos y que ha sido afectado por la crisis; entonces porque no ser innovadores y pensar en entregar granos y vegetales frescos por el alto grado nutricional y para apoyar a los agricultores.

Consultados al respecto varios profesionales de la salud coinciden que el producto adquirido es de bajo contenido nutricional por lo que se considera un complemento más no un alimento completo.

Acaso la compra fue realizada para beneficiar a algunos que no son precisamente los afectados por la pandemia, llegará realmente a las familias necesitadas o se vencerá el producto en las bodegas del MIDES, cómo ha pasado en otras ocasiones.  ¿

Juzgue usted respetable lector y cuéntenos que opina al respecto.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *