Vacío de autoridad, de liderazgo y de calidad humana

Por Susana Roca E. – Comunicadora

Por segundo día consecutivo, cientos de ancianos se han retirado sin la ansiada vacuna contra el COVID-19.

Durante un poco más de un año hemos sido testigos de cómo el gobierno ha hecho caso omiso a los grandes problemas del país, la desnutrición, a la corrupción, a la violencia contra las mujeres, a los niños y ayer y hoy, hemos visto cómo la ministra de Salud y el presidente le han dado la espalda a uno de los grupos más vulnerables de la sociedad, los ancianos.

Cientos de ellos se dieron cita en los centros de vacunación, pero para su sorpresa tras horas de espera han tenido que retirarse sin la deseada vacuna y es que solo eso le faltaba a este gobierno.  Violentar los derechos de los más vulnerables, poniendo en riesgo su salud y hasta su vida.  Algunos se quejan de maltratos, les han gritado y lo peor es que los hayan dejado esperando por horas sin darles ninguna razón.

La ministra Flores es responsable por no salir a dar la cara y anunciar las acciones a tomar, con la preparación académica que tiene y la experiencia que avala su carrera, no le debió ser muy difícil desde donde esté, hacer un plan de contingencia rápido que le permitirá dignificar a los ancianos.

En muchas civilizaciones, los ancianos son como un gran tesoro por su sabiduría y experiencia, sus consejos son buscados como algo muy valioso…en Guatemala, el gobierno es responsable de maltratarlos, exponerlos y violentar sus derechos.

¿Acaso el presidente y la ministra no pensarán que llegarán a tener más de 70 años, les gustaría que sus autoridades los trataran de esa forma?

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *