Una auditoría que deja más dudas que resultados

Por Susana Roca E. – Comunicadora

Los resultados de la famosa auditoría técnica a la información epidemiológica salieron a la luz, pero dejaron más sombras que luces.  En la presentación de los mismos vimos a una ministra de salud insegura y nerviosa y a un Director Ejecutivo de quien se tenían mayores expectativas y esto no solo es mi percepción, sino que se hace evidente por los comentarios de quienes seguían la conferencia por medio de redes sociales.

Y las inconsistencias son muchas…la auditoria ayudará a tener datos completos y para el análisis y la tendencia de la epidemia; sin embargo, los datos presentados no fueron lo suficientemente concretos como para darle algo de tranquilidad a una población ya desesperada por el encierro, asustada por el crecimiento de contagios y por la falta de información al respecto.

Los elogios y agradecimientos entre la ministra y Asturias fueron una constante.  Incluso, cada vez que ella respondía y volteaba a verle a él como buscando su aprobación.

Asturias habla del proceso que debe tener un paciente, pero debe ser el ideal el que se menciona porque tenemos testimonios de que en la realidad el proceso no es ese.  Según él cuando el paciente llega al hospital completa una ficha epidemiológica que contiene entre otras cosas toda la información del paciente, pero sabemos de muestras que nunca se procesaron porque según personal del mismo Laboratorio Nacional tuvieron un mal manejo y hasta sin nombre llegaron.

Entre los hallazgos de la auditoria se habla de la realización de alrededor 64,500 pruebas de laboratorio, con casi el 50% de resultados negativos; con un agujero negro de 12,000 pruebas que estaban allí por un error de digitación; de ellas descubrieron que por lo menos 1,257 eran resultados positivos y 4,128 negativos quedándose sin mencionar que fue de ellas, 6,615 muestras.  Ningún dato es exacto por lo cual, tampoco concluyente.

Más de 9,000 pruebas han sido realizadas en laboratorios privados.  Más de 8,000 siguen pendientes de procesar…cuanto tiempo llevarán esas muestras sin procesar, muchos de esos pacientes seguramente ya se curaron y muchos otros ya fallecieron.  Quizás algunos de los que el presidente reclama que llegan en estado grave a los hospitales es porque nunca recibieron sus resultados y no pudieron iniciar un tratamiento.

Para Asturias estamos en una escalada, pero su primer producto entregable fue la estrategia para la desescalada, ojalá se hubiera puesto a trabajar en lo más importante y urgente; quizás los resultados ahora serían otros.

Para ser un profesional del nivel que se dice ser…su elocuencia deja mucho que desear, desde meter datos al sistema o un tablero automatizado que se puede ver automáticamente; el modelo que se está modelando… en fin, la idea es esa.

Su conclusión y estrategia mas importante, es que no dejemos de usar la mascarilla.  Su enseñanza mas relevante es que “Guatemala no es una”.

Una de las revelaciones más cínicas es que el sistema hospitalario no tiene camas para cuando el pico llegue a su punto máximo y entonces surge la duda nuevamente…donde están las donaciones y los miles de millardos en préstamos que se le entregaron al ejecutivo.

Ahora el pico máximo se prevé para Agosto; tristemente la ministra vive en el mundo del mañana, porque todo se está trabajando, se está revisando, se está aumentando….  Tampoco menciona datos concretos ni concluyentes.

Y así, cada día los casos aumentan, el presidente habla de todo menos de lo importante y los guatemaltecos siguen siendo despedidos y muchos de ellos sin tener comida en sus mesas; mientras Asturias se dedica a elogiar al presidente y al alcalde capitalino en vez de ponerse a trabajar en serio y justificar su alto salario.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *