Ser funcionario público, puede traer mucha cuenta

Por Susana Roca E. – Comunicadora

En Guatemala, un país que económicamente se considera pobre, ser funcionario público puede resultar un muy buen negocio y no precisamente por los salarios que pueden devengar sino por los “negocios alternos” que puedan desarrollar, dependiendo del puesto.  Lo que nos da una certeza absoluta del alto nivel de corrupción que existe detrás de algunos puestos de gobierno.

Muestra de ello han sido las fortunas incontables de Baldetti por ejemplo o los exigentes y excéntricos gustos de algunos funcionarios, pero el solo pensar que un funcionario pueda obtener Q122.3 millones de comisiones ilícitas supera cualquier mal pensamiento que alguno de nosotros pueda tener.

Y es que la incautación realizada por FECI en la casa numero 5 del Residencial Doña Beatriz en la Antigua Guatemala, sorprendió hasta al mismo jefe de la Fiscalía, quien dijo que nunca había visto tal cantidad de dinero efectivo, además de ser un hallazgo histórico ha impulsado el inicio de una investigación por lavado de dinero.

Histórico fue también que para poder realizar el conteo de tal cantidad de efectivo se requirió del apoyo de otras fiscalías además del equipo de FECI y 46 horas de trabajo.  Y al más puro estilo de películas de mafiosos y delincuentes, la casa estaba inhabitada y la controlaban a través de cámaras de video vigilancia.  Pero hasta ahora el MP aún no tiene a alguien que pueda explicar la procedencia del efectivo incautado.

Ahora toca que el INACIF verifique que el dinero es auténtico para luego iniciar las acciones de extinción de dominio a favor del Estado ¿pero se imaginan que haría el presidente Giammattei con todo ese dinero?  ¿Se lo entregará al Centro de Gobierno para que priorice en que utilizarlo?

Sin duda, habrá que estar muy atentos y seguirles el rastro a estos milloncitos porque si a quienes hicieron el conteo pudieron registrarlos para percatarse de que no se llevaban alguito, con el gobierno actual, no será tan fácil.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *