Señores mandatarios, pónganse serios

Por Susana Roca E. – Comunicadora

Guatemala tiene ya muchos problemas muy grandes y serios, por lo que requiere gente seria para poder resolverlos y no un par de mandatarios que parecen adolescentes con las hormonas revueltas. Tanto el presidente como el vicepresidente han decepcionado a todo un país.
Primero Giammattei, después de haber luchado por aproximadamente 20 años para llegar a la presidencia, no es posible que arruine así la oportunidad de su vida, usted prometió desde el día 1 que trabajaría por el país, porque somos lo más importante en su vida. Hoy los ciudadanos de este país, los que votaron por usted y los que no, necesitamos que sus palabras se conviertan en acciones. Recuerde aquellos discursos tan sentidos que daba antes de ser presidente, vuelva a ver los videos, si es necesario para reivindicarse, colocar al país en primer lugar, aún, por encima de Miguel Martínez y su Centro de Gobierno.
Seguro podrá seguir protegiéndolo y disfrutando…de su amistad pero estando él, fuera del accionar gubernamental.
Señor Vicepresidente, no le parece muy irresponsable querer salir huyendo y dejar al país tirado, si ya no es adolescente para poder salir corriendo a la menor dificultad. Disculpe, pero desde antes de ser vicepresidente usted ya conocía los defectos del presidente y su carácter complicado, sabía a lo que se enfrentaba pero el momento de dejar tirado todo, ya pasó. Cómo se dice en la cultura popular, si ya está montado en el burro, ahora aguante los
brincos. Es su obligación trabajar por el país, exigir su espacio y su posición. Incluso, si para ello debe hacer uso de las leyes.
Señores ya los dos suman bastantes años de vida, así que en vez de andar pidiendo ayuda extranjera es momento de que se sienten, cómo gentes maduras y serias, pongan sus problemas personales a un lado, leyó bien verdad, presidente. Miguel Martínez y el Centro de Gobierno está entre esas cosas que usted debe dejar a un lado, de todos modos su quesito azul y el salmón, se lo puede invitar usted y no nuestros impuestos.
Háblense, discúlpense y pónganse a trabajar en conjunto, que el país no está para berrinches presidenciales, ni para que lo dejen tirado…si entre ustedes no pueden resolver sus problemas como un par de adultos, qué les hace pensar que la Carta Democrática Interamericana lo hará. Todo comienza por casa, nos dicen cuándo somos niños, así que
hoy se los recordamos, todo comienza por casa. Conversen, resuelvan, discúlpense y aprovechen la oportunidad que tienen de trabajar para hacer grande a Guatemala, han pasado 10 meses, les quedan 3 años de gobierno, así que tienen chance para retomar el rumbo y ser los mandatarios que el país merece.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *