Señor Presidente…¿Y entonces?

Por Susana Roca E. – Comunicadora

El 3 de abril del presente año fue aprobado el Decreto 15-2020. Ley de Medidas Adicionales de Protección a favor de la Población por los efectos económicos provocados por la Pandemia del COVID-19, el cual contiene varios beneficios para las familias más vulnerables ante la emergencia suscitada, entre otras, diferimiento por tres meses de los pagos de servicios básicos, mientras dure el Estado de Calamidad, por el Congreso de la República en una acción solidaria con los guatemaltecos que durante estas 9 semanas de confinamiento han experimentado serias dificultades económicas ante la ola de despidos, suspensiones laborales y sin apoyo gubernamental, entre otros.

El día 29 de abril, siendo las 4 de la tarde vimos a un presidente evidentemente molesto, saliendo a explicar (por la presión social de muchos ciudadanos) las razones por las que había vetado el famoso y muy mencionado Decreto 15-2020 aprobado por el Congreso de Emergencia Nacional indicando que él si protegía a los ciudadanos con una nueva iniciativa de ley…PERO NO ERA CIERTO!

Para empezar parece inconcebible que todo un equipo legal al servicio del Ejecutivo se tardó 23 días en analizar un decreto y redactar otro de 9 páginas, aún cuando sabían que era por emergencia. A continuación algunos de los puntos de aquella iniciativa…

1. Contemplaba el poder realizar un convenio de pago para el periodo de mayo, junio y julio, llevamos mes y medio en cuarentena. Muchos desde el inicio de la cuarentena obligada estamos sin percibir ingresos y las facturas por servicios no han dejado de llegar puntualmente y no sólo eso, las empresas de telecomunicaciones desde abril redujeron los planes a navegación básica pero la iniciativa presidencial contemplaba la reducción en navegación, pero no así la reducción en el pago, así que pagaremos por un paquete completo cuando estamos recibiendo menos de la mitad de ello.

2. Contemplaba a las empresas municipales de agua potable, nada más. Así que las cooperativas y otras figuras que brindan el servicio en algunos municipios quedaban en libertad de hacer “corterío” diría una persona por allí, del servicio de agua y entonces ¿dónde quedó la lavada de manitas?

3. La iniciativa presidencial demostraba que tiene muy buena relación con la Municipalidad de Guatemala y la beneficiaba con Q45 millones, si, leyó bien, Q45 millones de quetzales y los otros 339 municipios qué…cómo dice el dicho, o todos hijos o todos entenados. Tanto necesitamos el agua potable los habitantes de la ciudad cómo los habitantes de todos y cada uno de los municipios del país. Entonces ¿por qué el regalito solo para uno?

4. Lo que la iniciativa contemplaba en cuánto a navegación era una ley mordaza muy, pero muy sutil. Escribo esto porque la reducción de los planes a un básico, ya no permite el acceso a Facebook, una de las redes sociales más populares y que ha sido herramienta para que muchos manifestemos nuestras inconformidades, inquietudes, dudas, análisis, etc. que al presidente pues no deben caerle muy en gracia. Nos da acceso sólo al correo electrónico y a las páginas del gobierno.

¿Sabrá el presidente qué número de emprendedores hacen sus negocios a través de Facebook, encerrados, sin trabajo y ahora sin una importante herramienta de trabajo?

Ah, pero la navegación básica tampoco permite el acceso a Classroom, una herramienta muy utilizada para la escuela desde casa con lo que deja a muchos niños y jóvenes sin acceso a sus materiales educativos. (De los pocos que tienen acceso a ello)

El Congreso en los días siguientes y siendo consecuentes, rechazaron con 126 votos el veto presidencial, por lo cual el presidente tenía 8 días para publicarlo. Pero Giammattei, como si esto se tratara de una batalla, salió entonces en cadena nacional acuerpado por personeros de las empresas proveedoras de servicios básicos diciendo que no era necesaria una ley porque habían llegado a un acuerdo con los empresarios y que seguiríamos gozando de los servicios básicos, y que a quiénes no nos fuera posible pagar por ellos, podríamos hacer un convenio de pago.

Hoy parece que alguna de las partes no comprendió los puntos del acuerdo, porque las compañías telefónicas han exigido el pago de los servicios y han realizado cortes a clientes que están sin deuda mayor a dos meses. Una empresa de telefonía, mantiene limitado el servicio desde el mes de abril, pero la factura no contempla ningún descuento y sí el pago completo.

El presidente le da la espalda al pueblo al no haber ordenado la publicación del Decreto 15-2020 pero si sale jurándonos en su mensaje presidencial que somos lo más sagrado de su vida y entonces, que lo demuestre con acciones (no se incluyen cadenas nacionales).

Ahora le toca al Congreso ser nuevamente consecuente en su accionar y ordenar la publicación inmediata del Decreto 15-2020 en el diario oficial y garantizar con ello, que quiénes no hemos podido realizar el pago de servicios básicos podamos seguir gozándolos, pudiendo diferir el pago en los siguientes meses. El plazo legal vence mañana, jueves 21 de mayo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *