Salven a Willy

Por Susana Roca E. – Comunicadora

Durante estos 6 meses hemos visto a un vicepresidente con bajo perfil, trabajando día a día en las pocas cosas que el presidente y su centro de gobierno le han dejado.  Se ha mostrado como un hombre apacible, muy medido al hablar, con sus propias ideas y alejado totalmente del lodo que envuelve al Dr. Giammattei por la mala gestión de la crisis sanitaria COVID-19.

Ya no es ningún secreto que el vicepresidente, a su manera ha fijado su postura de no apoyar ciertas iniciativas dejando su silla vacía en muchas apariciones públicas.  Es un secreto a voces ya, la mala relación entre los dos líderes del ejecutivo, pero ¿acaso ha sido el mismo presidente quien ha gestado con las mafias oscuras del país el antejuicio anunciado para retirarle la inmunidad a Castillo?

El conflicto ha subido de tono varias veces y se ha evidenciado cómo cuándo Giammattei salió a decir con voz alta y fuerte que los hospitales estaban abastecidos y los médicos pagados y un día después el vicepresidente reconoció que el gobierno le había fallado al pueblo y al gremio público y pidió disculpas.  O cómo cuándo el presidente regañaba en cadena nacional al IGSS pero Castillo visitaba las instalaciones y reconocía el esfuerzo y apoyo que esa institución le brinda al sistema de salud.

A pasos rápidos la CSJ dio trámite al proceso de antejuicio, por una situación que se viene repitiendo desde hace muchos años en diferentes carteras del ejecutivo, así que debieron haber sido procesados varios ministros de estado y en la historia más reciente… ¿acaso Asturias no ha puesto a sus amigos y ex compañeros de trabajo en la cartera de salud? ¿Qué se esconde realmente detrás de la solicitud de antejuicio?

¿Es acaso Castillo el funcionario incómodo para este gobierno?

¿Acaso el vicepresidente Castillo ha puesto en su lugar de nueva cuenta al bachiller, amigo de muchos años del presidente y le están pasando factura con el antejuicio?

¿Acaso es él, el único personaje que le lleva la contraria para sus planes corruptos?

¿Usted qué opina respetable lector?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *