Nuevo golpe a la economía de los chapines

Por Susana Roca E. – Comunicadora 

Noviembre llega con un nuevo golpe a la economía chapina, esto es porque los usuarios de las principales distribuidoras tendrán un incremento en la factura por el servicio de energía eléctrica. El aumento que se observó en el tipo de cambio del quetzal frente al dólar fue uno de los motivos que justifican el alza.
La Comisión Nacional de Energía Eléctrica (CNEE) fijó el pliego tarifario para el periodo de noviembre 2020 a enero 2021 y aprobó un incremento en la facturación. Según la CNEE, el tipo de cambio pasó de Q7.68 a Q7.78, un incremento de Q0.10, lo que afectó los costos de energía y potencia en el mercado nacional. Y aunque la CNEE indica en el boletín publicado que el incremento se debe a que el comportamiento de la inflación ha tenido una tendencia al alza, el petróleo ha presentado una baja considerable en sus precios a nivel mundial.
Los usuarios fuera de la Tarifa Social (TS) de la Empresa Eléctrica de Guatemala, S.A. (EEGSA) percibirá un incremento de Q0.01 en el costo del kilovatio/hora (kWh) al mes. Su facturación pasará de Q1.28 a Q1.29, según lo anunciado por la CNEE para los clientes de la distribuidora que tiene presencia en Guatemala, Escuintla  y Sacatepéquez. Pero, el mayor impacto es para los consumidores de la Distribuidora de Occidente, S.A. (Deocsa)
que de Q1.93 por kWh pagarán Q1.96; y para la Distribuidora de Oriente, S.A. (Deorsa) de un valor de Q1.80 por kWh ahora se ajusta a Q1.83.
Para los usuarios de la TS, que aplica a casi 2.8 millones de familias, se aprobó un ajuste similar. La tarifa para la EEGSA se incrementa de Q1.20 a Q1.21 por kWh, y las distribuidoras de Occidente y Occidente tiene incrementos de Q1.81 a Q1.83 y de Q1.71 a Q1.74, es decir del 1.4 por ciento para las dos empresas de Energuate que atiende a la
mayor parte de los usuarios fuera del área central.
Sin duda, las grandes empresas no pierden y con este incremento, antes de que termine el año, recuperarán el flujo de efectivo que pudieron no tener durante la pandemia. Sin embargo, para los guatemaltecos esto es un duro golpe a su ya afectada economía, porque aunque el incremento pareciera ser sólo centavos, al sumarlos si representa un incremento considerable en la facturación mensual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *