Los escritorios virtuales de Tigo Business ayudan a las empresas a enfrentar los retos en medio de la incertidumbre

La transición al trabajo remoto puede ser un desafío, aún más con la incertidumbre que hay por la crisis generada por la pandemia, pero el empleo de soluciones de escritorios virtuales o infraestructura de escritorios virtuales (VDI) puede facilitar ese cambio. La solución de escritorios virtuales de Tigo Business centraliza la información y las herramientas en la nube para que los colaboradores puedan acceder desde cualquier dispositivo fijo o móvil, en cualquier lugar y hora.

Estos espacios de trabajo, impulsados por la nube, permiten que los colaboradores continúen su labor desde casa con una mayor flexibilidad, de forma segura y controlada. En sí, esta tecnología consiste en alojar en la nube el escritorio del usuario para que pueda acceder a toda su información en el dispositivo y el momento que lo requiera.

Con los escritorios virtuales de Tigo Business, a las empresas les será más fácil gestionar los usuarios, controlar el acceso a las aplicaciones y la administración de la navegación de datos y software bajo sus propias políticas de seguridad. “Con esta solución, las empresas son más productivas al mantener un mayor control en el acceso del personal y al reducir el riesgo de pérdida o alteración de datos por estar almacenados en la nube”, explicó Erick Montenegro, gerente senior de Servicios Administrados de Tigo Business.

Como parte de la solución, Tigo Business brinda servicios administrados y profesionales por un equipo de ingenieros expertos y con el respaldo de data centers con certificaciones internacionales. Adicionalmente, la empresa puede conectar sus equipos de informática a internet con anchos de banda de alta capacidad o a través de redes privadas. “Los escritorios virtuales de Tigo Business ayudarán a que las organizaciones sean más productivas y crezcan de una forma rápida y controlada por la estabilidad y acceso eficiente a distintas herramientas que estos espacios de trabajo virtuales ofrecen”, detalló Montenegro.

Según datos de Tigo Business, los usuarios pueden ahorrarse entre un 30% hasta un 40% de sus gastos de informática con soluciones de VDI y elevar el porcentaje de tiempo de servicios a un 99.9%.

Los escritorios virtuales han llegado para quedarse

Según proyecciones de un nuevo estudio de Research and Markets, el valor de mercado de los VDI llegará a los US$12,971 millones para 2027, a diferencia de los US$4,490 millones en 2019; esto acrecentado por la eficacia de la VDI como respuesta ante la pandemia y porque se está convirtiendo en una solución cada vez más atractiva para las organizaciones a fin de gestionar la consumerización de TI y el control de costos.

Actualmente, donde la fuerza laboral dispersa por el distanciamiento social necesita ser productiva en todo momento y la demanda de entornos empresariales más amigables surge, los escritorios virtuales se convierten en una solución óptima. “La virtualización de los escritorios resulta una tecnología muy valiosa porque además de permitir la continuidad del negocio, los empleados se sienten más seguros al adoptar una modalidad de trabajo remoto y confiados de que seguirán cumpliendo con los objetivos establecidos desde un principio”, agregó Montenegro.

Otros beneficios que le agregan valor son: una disminución de problemas de soporte técnico, mayor control de las aplicaciones y la estabilidad y conectividad de la red. Al igual que, la centralización de la administración de los ambientes de cómputo, un uso menor en la cantidad de ancho de banda, ahorro de energía, y respaldo de datos en caso de fallas, robo o pérdida del sistema. Según RapidScale, un proveedor global de soluciones de aplicaciones y computación en la nube, los resultados obtenidos al incorporar la VDI son excepcionales: un 80% de las empresas de Fortune 500 ya incluyen VDI en su estrategia de TI. Los costos administrativos y operativos se redujeron un 70%, las facturas de energía en un 97% y la productividad se incrementó en un 98%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *