Las Pymes, el blanco perfecto de los cibercriminales en la nueva normalidad

La pandemia de COVID-19 y la cuarentena aceleraron los procesos de transformación digital y conectividad. En un entorno totalmente conectado, el riesgo de sufrir un problema de seguridad se incrementa día a día y nadie está fuera del alcance de los ciberdelincuentes, ni siquiera las pequeñas empresas.

 Los hackers han aprovechado la crisis sanitaria como oportunidad para realizar todo tipo de estafas como el phishing (suplantación de identidad), uno de los vectores de ataques más utilizados, malware (software malicioso) y Ransomware (secuestro de información). Este hecho lleva a los cibercriminales a enfocarse en los objetivos más fáciles, las pequeñas y medianas empresas (Pymes) que son un blanco perfecto para sus ciberataques ya que muchas no están preparadas para proteger su información.

De acuerdo al 2020 Data Breach Investigations Report de Verizon, el 28% de las violaciones de datos involucraron a víctimas de pequeñas empresas. Las Pymes enfrentan un panorama diferente al de las grandes organizaciones que poseen la tecnología, equipo humano y procesos para afrontar los riesgos de seguridad. Algunas Pymes no cuentan con el personal, presupuesto ni el conocimiento necesario para proporcionar ciberseguridad a su empresa y a sus clientes.

“La planificación es la regla clave de las Pymes para evitar ciberataques. En las pymes, donde los roles de los colaboradores no están tan estructurados como en las grandes empresas, el acceso a la información y a las bases de datos puede ser mucho menos controlado y, por lo tanto, tener más vulnerabilidades”, dice Ángel Salazar, Gerente General de Soluciones Seguras Guatemala.

Los expertos de Soluciones Seguras comparten algunas medidas que las Pymes pueden implementar en materia de ciberseguridad para mantener protegida a su organización:

Instalar un firewall o cortafuegos para proteger los recursos de TI conectados a la red. El firewall permitirá bloquear los accesos no autorizados a sus dispositivos.

Adopción de una VPN (red privada virtual) para que el acceso remoto a los recursos corporativos sea seguro y evitar algún tipo de ataque.

Robustecer las contraseñas que se utilicen para accesar a correos electrónicos, espacios colaborativos y aplicaciones en la nube, etc. Utilizando combinaciones de letras, números y signos.

Implementar la Autenticación Multifactor (MFA) para proteger mejor las identidades al momento de conectarse en línea, reduciendo el riesgo ya que es más difícil comprometer dos o más factores de autenticación. Combina varias credenciales independientes como contraseñas, token y verificación biométrica.

– Mantener los sistemas operativos y aplicaciones que se utilizan actualizados.

Actualizar el software de antivirus y realizar copias de seguridad periódicas tanto en los equipos como en los dispositivos móviles.

Implementar una cultura de ciberseguridad: capacitación y concientización al personal con todo lo relacionado a seguridad informática con la nueva modalidad de trabajo y actualizaciones sobre las amenazas y los peligros que existen en red.

Con casi 20 años de experiencia en la gestión de seguridad de redes, aplicaciones y telecomunicaciones, Soluciones Seguras es la compañía líder en ciberseguridad en Centroamérica. Con un equipo de profesionales del más alto nivel, certificados por los fabricantes más reconocidos de la industria de seguridad, es el Centro Regional de Entrenamiento Autorizado Check Point número uno en la región. Cuenta con operaciones en Panamá, Costa Rica, Guatemala y El Salvador, y clientes en otros países de Latinoamérica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *