Guatemala, un país con DESNUTRICIÓN de funcionarios públicos

Por Susana Roca E. – Comunicadora

En Guatemala la desnutrición crónica es un asunto preocupante. Afecta a uno de cada dos niños menores de cinco años, según las matemáticas de UNICEF. A pesar de ello, durante años ha pasado desapercibida para la población, los funcionarios, los presidentes, los diputados, bueno para éstos últimos, lo único que no pasa desapercibido es la comida gratis y esos negocios que les dejan muy buenos dividendos.
Guatemala es un mal país para la niñez. Con un 3,4% de mortalidad infantil causada en su mayoría por diagnósticos de neumonías y enfermedades diarreicas, asociadas en más de la mitad de casos a la desnutrición.
La desnutrición en nuestros niños trae muchas consecuencias, perpetuando un ciclo de pobreza extrema, deserción escolar alta, disminuyendo la concentración en los niños.
Tenemos el primer lugar en América Latina y el sexto en el mundo en cuanto a desnutrición infantil. Aún así la cartera de salud le redujo fondos a esos programas durante este año y el legislativo lo hizo en el Presupuesto 2021.
Pero cuándo el presidente, hace una cadena nacional con un discurso que tarda un minuto para agradecerle al Congreso los fondos asignados en vez de reclamar los recortados, y aún el cinismo le alcanza para mejor invitar a empresas y organizaciones para que inviertan en ello…es cuándo nos damos cuenta de la desnutrición de principios, valores y de amor por Guatemala que padece el ejecutivo y todos sus achichincles.
La peor enfermedad del país es el cinismo, la corrupción y la indiferencia.

¿Y usted está bien nutrido de amor por su país o qué opina de todas estas crisis?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *