En rio revuelto, ganancia de pescadores o, mejor dicho, pruebas falsas

Por Susana Roca E. – Comunicadora

La cartera de salud ha confirmado que la ministra de Salud Amelia Flores denunció ante el Ministerio Público posibles hechos ilícitos cometidos en la compra de 30 mil pruebas para detectar covid-19 que debían ser utilizadas en los hospitales regionales de Zacapa, Huehuetenango y Chimaltenango.  Las pruebas que la ministra ha denunciado fueron vendidas por Kron Científica e Industrial, S. A., el procedimiento se realizó debido a que las pruebas “no cumplen con la calidad ofertada y producen resultados inválidos a la hora de utilizarlos para los fines que fueron adquiridos”.

La denuncia fue interpuesta el 15 de febrero y quedó registrada bajo el expediente MP 001 -2021-6415 a cargo de la Fiscalía de Delitos contra la Corrupción, dio a conocer Julia Barrera, portavoz de la cartera.

Según el viceministro de hospitales, Francisco Coma, explicó que se percataron de las anomalías en las pruebas cuando estas se entregaron en los lugares donde serían utilizadas, y al momento de procesarlas no tenían una reacción adecuada.

“Eran pruebas que en principio venían bajo toda la estructura de prueba ATILA y después, aparentemente, era un lote que la misma casa farmacéutica no reconoce”.

Según Stuardo Campo, de la Fiscalía contra la Corrupción del MP, la denuncia ingresó el martes 16 de febrero y que el viernes 19 del mismo mes equipos del MP se hicieron presentes al Hospital Nacional de Chimaltenango y al Área de Salud de Huehuetenango, que acuerdo a al señalamiento, allí se encontraban las pruebas que podrían estar alteradas.  Agregó que la compra de estas pruebas supuso un gasto de Q7 millones 350 mil, y que la adquisición se hizo entre octubre y diciembre del 2020.

Campo dijo que, de momento, el MP tiene la información que proviene del Ministerio de Salud que incluye un análisis que hizo el Laboratorio Nacional de Salud y que el día de las diligencias en Chimaltenango y Huehuetenango se cuantificó el número de las pruebas.  Señaló que como el MP no cuenta con un cuarto frío, las pruebas quedaron en esos lugares y que están embaladas y selladas con cinta bajo el resguardo de las autoridades para evitar romper la cadena de frío.

Aseguró que estas pruebas para detectar covid-19 no pueden ser utilizadas en lo que se desarrolla la investigación.  Se considera que con 30 mil las pruebas que pudieran tener fallos.  También se hicieron entregas en el área de Salud de Huehuetenango.

Los insumos fueron recibidos por varios funcionarios.  Dichas personas firmaron la constancia de ingreso de las 30 mil pruebas moleculares, pero estas en realidad no entraron en bodega ni en la fecha ni cantidad descrita en la factura electrónica cambiaria. Se señala que esto lo hicieron para cumplir con el requisito y que se emitiera el pago de Q7.3 millones.

Según información disponible, la cartera de salud solicitó al MP investigar a Juan Pablo Arocha Urbina y a Luis Alfredo Arocha Bermúdez, representantes de Kron Científica e Industrial, S. A., por los posibles delitos de estafa, perjurio, falsificación de documentos privados, conspiración y fraude. También sindica a Ronaldo Estrada Rivera, exfuncionario de Salud y actual viceministro de Cultura y Deportes, por presuntamente haber firmado el contrato de compra.  Además, se señalan los delitos de distribución y comercialización de documentos falsificados, productos farmacéuticos falsificados, dispositivos médicos y material médico quirúrgico falsificado y falsedad ideológica, detalla la información.

La supuesta participación de los mencionados en este caso de corrupción deberá ser investigado por el MP.

Este caso cobra relevancia, pues desde el principio de la pandemia se ha cuestionado el número de pruebas que se practican en el país para detectar infecciones del coronavirus.  La primera promesa al respecto fue de Asturias cuando recién llegaba al país quién dijo que se harían al menos 5 mil pruebas diarias, circunstancia que nunca se hizo realidad.  En las últimas semanas el número de tamizajes que efectúa Salud ha aumentado y van varios días en que se superan los seis mil.

Así la red de corrupción en el gobierno en vez de disminuir aumenta, lo único es que en la actualidad parece ser que no cuidan los detalles, lo cual no es nuevo, ya que en ocasiones anteriores ya ha habido irregularidades en la compra de medicamentos, equipos, etc.

Pero cuál es el verdadero riesgo de estas pruebas falsas…cuántos casos positivos fueron diagnosticados como negativos y se fueron por allí contagiando gente o cuántas personas sanas obtuvieron un resultado positivo y tuvieron que sobrevivir al estrés, el encierro y medicación sin necesitarlo.

Lo menos que le debemos exigir al presidente en este caso, es que exija una pronta y certera investigación y que los culpables paguen por lo que hicieron y no solo con una destitución, porque mientras ellos gozaron de regalos navideños y convivios con las coimas resultantes del negocio, muchos guatemaltecos han sido expuestos.

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *